8. La luna ilumina nuestro paisaje

6 12 2009

Ya sé que estoy resultando ser un poco pesado con esto de las situaciones de fotografía nocturna, pero puesto que creo que esta es la clave principal para saber como actuar, después de esta gran pausa en el blog y ya superadas las divertidísimas Navidades llenas de compromisos, volvemos a hablar de una situación más en nuestra fotografía “espacioscuro”. Vamos a utilizar a la luna en todo su esplendor como nuestra principal fuente de luz y, de la misma manera que el flash de nuestra cámara no debe aparecer en nuestro encuadre, ahora haremos lo mismo con la la Luna. Vamos a utilizarla pero no a retratarla.

La situación es bien sencilla. Tenemos una gran luna llena en una hora avanzada de la noche. Es sorprendente lo que puede llegar a iluminar. Apagamos nuestras linternas y al cabo de unos instantes nos damos cuenta que podemos andar con total libertad sin chocarnos con árboles. ¡Cielos, podemos ver!. Ante nosotros hay un paisaje de increíble belleza, un mar con rocas en la orilla, un bosque con un río serpenteante, un desierto de dunas…Todos los elementos se han conjugado a nuestro favor o, más bien, nos hemos anticipado con nuestro calendario de fases lunares y nuestra previa visita al lugar para poder obtener una foto que ya teníamos pensada. Aunque falta ese platillo volante con forma de perrito caliente que queríamos que apareciera en el cielo y esa sirena situada en las rocas del primer término posando con una bonita sonrisa para nosotros, nos conformamos con lo que hay y hacemos la foto sin el ovni y sin la sirena.

La luna se convierte ahora en nuestro sol, pero ¿qué diafragma debo utilizar?, ¿dónde debo enfocar para que me salga todo nítido?, ¿cuánto tiempo de exposición debo dar a mi toma?. Aunque no estamos estudiando la técnica vamos a analizar una fotografía para intentar entender todo un poco mejor.

La luna es capaz de iluminar grandes superficies

La pequeña isla de Benidorm era un reclamo muy atractivo para mí, la luna era llena, y la playa de rocas “estáticas” siempre conjuga muy bien con el movimiento del mar. Coloqué el trípode lo más elevado posible para separar planos y evitar que se me amontonasen las piedras del agua. Quería sacar una porción de paisaje con mucha profundidad por lo que opté por un encuadre en el que se incluyeran desde las rocas de la orilla hasta el islote del horizonte. Para poder realizar esta foto es necesario que una fuente de luz sea capaz de iluminar toda la escena. La Luna llena se encargó de hacerlo, utilicé un degradado neutro de tres diafragmas para compensar la claridad del cielo.

Quería tener profundidad de campo por lo que decidí utilizar un diafragma de f5,6 con una focal de 24mm en una cámara con factor de multiplicación de 1,6. Casi todas las nocturnas de paisaje las disparo con estos valores de diafragmado y focal. El valor iso de 100 es otra casi constante de mis fotografías de paisaje. Puesto que ya tenía fijadas dos de mis variables (diafragma y sensibilidad) solo me faltaba calcular el tiempo.

Amigos, el cálculo del tiempo es de las cosas más fáciles que hay cuando hacemos nocturnas de este tipo y aunque no voy a explicarlo en estos momentos adelanto que se utiliza la famosa ley de la reciprocidad que ahora, en digital, no tiene el problemático fallo. Prometo explicarlo todo detenidamente en las entradas técnicas posteriores así que paciencia. La foto tiene 565 segundos.

La parte más crítica de la fotografía es el enfoque. Con la ayuda del puntero láser enfoque a la zona que creí era la más apropiada (este tema también lo estudiaremos en profundidad en las próximas entradas), elegí la roca puntiaguda que marca el borde entre tierra y agua situado en el primer término a la izquierda.

Cuando tenemos una luna potente debemos aprovecharla. Hacer fotografía de paisaje nocturno es de lo más gratificante, el mar tiene un color especial, las rocas parecen de Marte y es una de las experiencias más tranquilas y relajadas del mundo. Podremos anticiparnos de una manera casi matemática a una exposición perfecta. Las posibilidades que tenemos son tan atractivas que todos mis cursos de fotografía nocturna coinciden con el fin de semana más próximo a la luna llena. La única posible desventaja es que la luz de la luna apaga en cierta medida el brillo de las estrellas. Si queremos sacar un cielo estrellado no es el mejor día para conseguirlo.

La luna llena es la situación ideal para realizar paisaje nocturno.


Acciones

Information

2 responses

24 12 2009
Cristian rodriguez

me gusta mucho la manera en que explicas las cosas, enhorabuena por tu trabajo me encanta… te comento soy estudiante en efti del curso profesional, apenas llevo 2 meses, y he de entregar un trabajo, estoy en canarias y quisiera presentar el trabajo de contrastes con fotografías del mar y acantilados me gustaría mucho que algunas fueran nocturnas, luego en equipo estoy algo limitado, tengo una Nikon d90, con un 18-105,f 3,5, me vendría bien si me indicas un poco como he de actuar a la hora de las fotografías de este tipo, sobretodo el enfoque, de antemano muchas gracias y hasta otra ocasión.

un saludo , Cristian

26 12 2009
hoselito

Hola Cristian,
Gracias por tu comentario. En respuesta a tu pregunta, lo primero animarte a que realices tomas nocturnas para tu trabajo, la dificultad técnica que entrañan será valorada por tus profesores de EFTI. El equipo del que dispones no te va a limitar, lo importante eres tú, el fotógrafo. Solo necesitas tu cámara y un cable disparador que te permita disparar cómodamente en modo “bulbo”. Con respecto a los consejos, no puedo explicarte en un comentario toda la técnica de la fotografía nocturna de larga exposición, pero si puedo ayudarte con el tema del enfoque, que es una pregunta más concreta.
Una de las herramientas más útiles para poder enfocar en una toma nocturna es el puntero láser (los puedes encontrar como llaveros en muchos bazares). Debes apuntar a la zona que quieras enfocar con él y después hacer coincidir uno de los puntos de enfoque de tu cámara para que el autofocus detecte el pequeño punto rojo luminoso (lo ideal es que utilices el punto del centro pues es el que más luz recibe al estar situado en el centro de la lente). Una vez que hayas enfocado, puedes desconectar el autofocus para que tu cámara no intente enfocar de nuevo cuando vayas a disparar.
Desearte suerte y animarte a que participes en el blog con tus resultados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: